KILIG/

En su origen tagalo, la palabra “Kilig” se conviene y se puede traducir como ese sentimiento de tener “mariposas en el estómago” y que todos hemos sentido alguna vez.

 

Es eso lo que sentimos, cuando decidimos embarcarnos en la aventura de crear nuestro propio estudio de diseño gráfico y diseño web, entonces Kilig comenzó a aletear porque tenía sentido. Sentimos mariposas en el estómago con el aterrizaje de un nuevo proyecto, con el concepto de creación, con pensar en colores, con tener cariño al diseñar una web, con la elección de una tipografía, con la elegancia de un marketing bien hecho, con un reto, con superar ese número, con mover las alas…

 

Puede parecer ingenuo, sí, pero es sentimiento lo que nos hace levantarnos cada día y seguir….

QUIENES SOMOS/

Somos profesionales que respetamos tanto la profesión como al cliente. Cada nuevo trabajo y cliente es un reto, una nueva ilusión y oportunidad para sentir de nuevo mariposas, para mejorar, innovar y crear desde el respeto a las necesidades del cliente y propias, para obtener un resultado mejor.

MÉTODO DE TRABAJO/

Enfocamos nuestro trabajo para que sea positivo para el cliente, y también mantenerlo durante mucho tiempo en nuestro portfolio, si no estamos convencidos o satisfechos del mismo, seguimos investigando y probando hasta dar con la solución más conveniente para ambos. Estudiamos sus puntos fuertes, posibilidades de mejora, marca, estilo, historia y mercado.

 

Nuestro método de trabajo es claro: trabajar conjuntamente con el cliente para encontrar la solución más óptima a su necesidad de diseño. Pactamos cada paso en el proceso de diseño y una vez aprobado por parte del cliente, se ejecuta y se entrega en el plazo definido.

 

Y eso hace que nuestras alas de mariposa batan con toda su energía.